domingo, 27 de abril de 2014

¡Jóvenes promesas!

En estos días hemos tenido la oportunidad de disfrutar de las habilidades musicales de dos compañeros nuestros. El primero de ellos es Juanjo, de la clase de 1º. No hay duda de que, si sigue en esta línea, se va a convertir en un gran violinista.




El siguiente compañero es Diego, de 4º. ¡Mirad como sopla su saxo!



Tocar un instrumento es algo que jamás se termina de aprender. Es un camino muy largo y, aunque no lo parezca, duro. Es necesario tiempo y dedicación, paciencia y empeño. Sin embargo, es de lo más satisfactorio que existe en esta vida. ¿Te gusta escuchar música? Imagina lo que sería interpretarla. ¡Ánimo a estos dos compañeros y a todos los que os habéis atrevido a entrar en este mundo!


1 comentario: